Anteriormente esta zona se llamaba la “Suiza de Vidzeme” y los turistas comenzaron a venir aqui en el siglo 19. La ciudad se encuentra en el lugar que está ricamente dotado de belleza natural y sitios culturales e históricos.

El palacio de Rundale es uno de los ejemplos más bellos y brillantes del barroco y rococó. Los pasillos, los pisos, las escaleras, el mobiliario, las pinturas y otros elementos decorativos permiten sumergir en la atmósfera del siglo 18.

El recorrido en autobús para individuales y grupos pequeños incluye un paseo corto por el barrio de Art Nouveau y un guía (en lugar de un audio guía).